Pterois antennata

Nombre científico: Pterois antennata
Nombre común en inglés: Ragged finned firefish, spotfin firefish
Nombre común en español: Pez escorpión de fuego
Familia: Scorpaenidae
Origen: Indo Pacífico

Parámetros ideales:
Salinidad: 1023 a 1025  
Temperatura: 23 a 26º C
Calcio: 400 a 450 ppm
Alcalinidad: 8 a 12 dKH
Magnesio: 1200 a 1350
Estroncio: 8 a 10
PH: 8.10 a 8.40

Información, cuidados y curiosidades:
El Pterois antennata se caracteriza por sus asombrosos y diferentes rayos de sus aletas pectorales y sus largas antenas, blancas y negras. Carece de tejido entre los rayos de sus aletas dorsales. Las aletas pectorales están conectadas  parcialmente hasta la mitad y esta área membranosa tiene uno o más puntos oscuros que parecen ojos, y su cuerpo está engalanado con líneas alternadamente rojas, blancas y cafés. Arriba de los ojos poseen unas largas antenas adornadas con bandas oscuras.

En la naturaleza se encuentra al este de África, en las islas Marquesan y Mangarava, al norte y el sureste de Japón, al sur de Queensland, Australia y Kermadec y las islas Australes. Vive en arrecifes de las lagunas marinas.

Durante el día se esconde en las grietas y recovecos debajo de rocas o de formaciones coralinas y por las noches caza. Frecuentemente cazan con la cabeza dirigida hacia la seguridad de su escondite, o cerca de un pasaje que dé a él. Se alimentan de camarones y de cangrejos. En cautiverio necesita ser alimentado con peces vivos al ser introducido al acuario, pero poco a poco podemos acostumbrarlo a comer comidas congeladas o frescas como trozos de camarón, pescado, calamar o carne de otro tipo de crustáceos.

Es un pez sociable y pacífico, pero hay que tener muy en cuenta que no deja de ser un pez escorpión y que fácilmente puede comerse a todos los peces que le quepan en la boca. La capacidad mínima del acuario en el que podemos mantener a este hermoso pez es de 200 litros, pues llega a medir más de 20 cm.

Hay que tener mucho cuidado al darle mantenimiento al acuario, acomodar los corales o en cualquier momento en el que sea necesario introducir las manos al acuario. Las espinas que posee este pez son venenosas y accidentalmente podemos picarnos con ellas. El veneno que posee este pez es una neurotoxina y, aparte de ser sumamente doloroso, podemos sufrir una severa reacción alérgica. Si accidentalmente llegamos a picarnos con sus espinas, es necesario recibir atención médica de inmediato.

Viabilidad en cautiverio



Fuentes del artículo:
Animal world, Aquatic community y Deam aquatic.

Colaboración de:
Jessica Romero Saldivar (AtOmIcFaRt)