Acerca de la Viabilidad de los Peces Marinos en Cautiverio

Guía de identificación de los símbolos de la adaptabilidad de los peces


Basada en el libro “Marine Fishes: 500+ essential to know aquarium species”.
De Scott W. Michael.

Esta clasificación, que varía del bajo 1 al máximo de 7, indica la durabilidad, resistencia, carácter y/o adaptabilidad de cada especie al cautiverio y a la alimentación.
Se han tomado en cuenta factores como la disposición para alimentarse, amplitud de la dieta, competitividad, tolerancia a los cambios bruscos, el carácter. la habilidad para tolerar calidad de agua no precísamente ideal y su peligrosidad. Por ejemplo, una especie generalmente pierde un punto en esta escala si necesita alimento vivo.

Lo siguiente es un desglose del sistema de clasificación:

0 = Estas especies son imposibles de mantener y nunca deben ser sacadas de sus medios naturales.
Estos peces no se alimentan, sucumben a las enfermedades, son incorregiblemente tímidos y, por una o más de estas razones, siempre se enferman y acaban muriéndose. La demanda

1 = Estas especies son casi imposibles de mantener y no deben ser sacadas de sus medios naturales.
Estos peces raramente se alimentan, son propensos a las enfermedades, pueden ser incorregiblemente tímidos y, por una o más de estas razones, casi siempre se enferman y acaban muriéndose.

2 = Casi todos los individuos de estas especies no se aclimatan a la vida en cautiverio, a menudo se rehúsan a alimentarse y acaban muriéndose en el acuario.
Alguno que otro individuo puede adaptarse si se mantiene en óptimas condiciones el agua del acuario y es mantenido en un acuario exclusivo o con otros peces no competitivos o agresivos. Es mejor dejar a estas especies en su medio natural, o únicamente deben ser mantenidos por acuaristas experimentados que estén dispuestos para proporcionarles la energía, el tiempo y los cuidados que requiere mantenerlos.

3 = Estas especies son moderadamente resistentes y todos los individuos se aclimatan y acostumbran al cautiverio si se les proporcionan cuidados especiales.
Estos cuidados pueden incluir:
Ofrecerles alimento vivo para inducirles una respuesta alimenticia, mantenerlos con peces menos competitivos (y menos agresivos) y proporcionarles en el acuario condiciones lo más similares posibles a aquellas que tenían en su medio natural. Para algunas de estas especies, un exuberante prado de algas filamentosas puede proporcionarles una fuente de alimento natural e incrementar las oportunidades para mantenerlo exitosamente en cautiverio.

4 = Estas especies generalmente son durables, resistentes y la mayoría de los individuos se aclimatan a la vida en cautiverio.
Los peces en esta categoría suelen prosperar, siempre y cuando no estén expuestos a cambios bruscos en el medio ambiente o a mala calidad del agua. Aceptarán muchos tipos de alimentos comerciales. Pueden requerir alimento vivo para inducirlos a alimentarse o bien puede ser el único tipo de alimento que acepten. Estos peces se recomiendan para acuaristas que ya hayan adquirido algo de experiencia en el mantenimiento del acuario (al menos 6 meses con un acuario marino).

5 = Todos los individuos de estas especies son muy resistentes y se adaptan rápidamente al cautiverio.
No son demasiado exigentes, de acuerdo a los estándares de los peces marinos, y resisten mejor un poco mejor el descuido y mala calidad del agua. Aceptan todos los alimentos comerciales y no requieren alimento vivo para sobrevivir. Estas especies son ideales para los que apenas inician en el acuarismo.

6 = Estas especies son agresivas con sus conspecíficos (miembros de su propia especie), congéneres (otros miembros de su género) o heteroespecíficos (peces no relacionados).
De preferencia deben ser mantenidos en un acuario exclusivo, pero si son colocados en un acuario comunitario, deben estar con peces semi agresivos y más grandes que ellos, constantemente vigilados para que no impidan que los demás se alimenten, que no los lastimen o agredan y, llegado el caso, removerlos del acuario.

7 = Venenoso = Estas especies poseen espinas o barbas que poseen toxinas de diferentes grados de peligrosidad. Los efectos varían de molestias leves a dolor severo e incluso la muerte. Deben ser manejados con mucha precaución y no deben estar en acuarios donde queden al alcance de niños o personas que no estén informadas del peligro que representan estas especies.


Nota:
Aunque la categorización de la adaptabilidad de los peces es arbitraria, está basada en las experiencias recopiladas de cientos de acuaristas amateurs, profesionales, biólogos marinos, importadores de peces, distribuidores, revendedores y otros.

Un punto importante también es que esta guía presupone que el acuario en donde se encuentran ó se encontrarán los animales, tiene las condiciones de vida adecuadas para poderlos mantener en óptimas condiciones, ya que una mala calidad de agua, la sobrepoblación y otros factores pueden ser los causantes de que los animales se enfermen y se mueran, aún aquéllos que se reportan como "fáciles ó resistentes" para mantener en cautiverio.